¿Por qué empecé a usar Montessori en Mayores?

¿POR QUÉ EMPECÉ A USAR MONTESSORI EN MAYORES?

¿Por qué empecé a usar Montessori en mayores?

Empecé a usar este método al darme cuenta de que con los talleres de estimulación cognitiva que se hacen habitualmente en las residencias, no llegaba a ser una estimulación significativa en aquellos pacientes con demencias avanzadas. Cuando descubrí Montessori, se me abrió un mundo de posibilidades y empecé a usarlo, dándome cuenta de sus ventajas ya que estas personas empezaban a responder ante las actividades de una forma completamente distinta a como lo habían hecho hasta ahora. Se mostraban reactivas, con interés, los trastornos conductuales de apatía y agitación, sobre todo, se reducían, y mantenían habilidades funcionales como el comer solos, más tiempo. Además, la satisfacción y la implicación del personal que trabaja con estas personas también aumentaba.

MONTESSORI ES MÁS QUE UNA SERIE DE ACTIVIDADES

Poco a poco fui ahondando más en Montessori, y fui viendo que, además de un método de estimulación, lleva toda una filosofía de trato a la persona. La filosofía Montessori, potencia el respeto, el bienestar, la autonomía de la persona. Esto implica cambios en nuestra forma de trabajar y de ver a los mayores, más allá de cómo se funciona habitualmente en el día a día. Me refiero a un modelo de trabajo sin restricciones físicas (como las sujeciones, tan usadas en los centros de mayores), una atención verdaderamente centrada en la persona mediante planes de atención individualizada realmente individualizados, la participación activa de los mayores en su día a día, etc.

Por suerte, he podido desarrollar este modelo de trabajo en la residencia en la que he trabajado durante más de 12 años. Y he visto que funciona. La calidad de vida que se les ofrece a los mayores y la tranquilidad y confianza que se establece con los familiares, merece tanto la pena que aunque requiera un esfuerzo por parte de toda la organización, es el modelo al que deberíamos tender, no sólo en los centros de mayores, sino en todos los ámbitos donde se trabaja con este colectivo.

Aprender Montessori para aplicarlo a mayores no solo consiste en adquirir unos conocimientos. Es una formación para la vida, una formación por la cual podremos cambiar nuestra forma de ver la vejez y el trato hacia los mayores.

Si quieres formarte en Montessori para mayores y cambiar tu forma de ver el trabajo con ellos, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.